Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal
Imagen decorativa

¿Cómo saber si estás listo para comprar tu primer auto?

Hay que evaluar ciertas variables para saber cuándo comprar un auto sin que las finanzas sufran.

Comprar tu primer auto es una decisión difícil. Encontrar un modelo que vaya de acuerdo a tus necesidades, presupuesto y gusto se puede convertir en toda una odisea. 

Comprar un auto debe ser una decisión meditada en el tiempo debido a la innumerable cantidad de factores que se derivarán de la compra. Por ejemplo, debes estar consciente de los gastos que vendrán a partir del uso del mismo.

Lo más importante es estar seguro de que estás preparado económicamente para absorber este tipo de gasto y evitar a toda costa endeudarte por falta de información. Entonces, ¿cuándo comprar un auto?

Ahorra

Aunque pagar un auto de contado te evitará muchas presiones y aminorará el riesgo sobrepasar tu capacidad de endeudamiento, son muy pocos los que pueden comprar un auto de esa manera. Es mucho más común recurrir a la ayuda de un crédito que necesitará que tengas listo un enganche de por lo menos el 20% del valor del auto.  

Para llegar a la cantidad que necesitas, no se trata de que hagas grandes sacrificios en tus gastos diarios para lograr este objetivo. Fija una cantidad realista que se pueda dirigir a la meta. 

Los gastos de un auto no terminan en el enganche y las mensualidades

¿Ya tomaste en cuenta todos los gastos que implica tener un coche?  

Toma en cuenta los precios del mantenimiento, el costo de las placas, el seguro, la verificación, la tenencia y el consumo de gasolina que puede variar entre los distintos modelos de autos. 

Además, también hay que pensar en gastos que parecerían poco relevantes pero que pueden terminar representando un gasto elevado. ¿Cuánto dinero vas a gastar en estacionamientos comerciales? ¿Ya tienes tu licencia? Este trámite también te va a costar. 

Evalúa tus necesidades

¿Para qué necesitas el auto? Es decir, ¿quieres un auto exclusivamente para la ciudad o también quieres utilizarlo en carretera? Aunque te guste mucho el diseño de una camioneta 4x4, no tiene caso que gastes una fortuna en un modelo que sobrepasa o difiere de tus necesidades básicas. 

Define bien la temporalidad del auto, ¿quiero que el auto me dure 5 años o solamente lo voy a utilizar por 2? Esto te ayudará a clarificar que modelo de auto quieres y si realmente necesitas un auto nuevo o puedes explorar la opción de comprar un auto usado que representará un gasto mucho menor para ti. 

¿Ya investigaste y comparaste lo suficiente?

Antes de comprar los vehículos que te puedes comprar, debes revisar qué método usarás para pagar el auto. Generalmente, se ofrecen financiamientos que como todas las herramientas financieras tienen condiciones, comisiones, tasas de interés relacionadas y un CAT. 

La ventaja de los créditos automotrices es que muchos son comparables entre sí, de forma que puedes hacer un estudio previo de cuáles son los que se adaptan mejor a tus necesidades específicas y cuáles son los que cuestan menos. 

Una vez que ya estés seguro cómo vas a pagar tu auto, debes evaluar qué auto vas a comprar. Por lo tanto tu decisión debe empezar con revisar si comprarás un auto nuevo, uno seminuevo o uno usado. 

Los autos seminuevos y usados son autos de segunda mano, es decir, que ya fueron vendidos a alguien cuando eran nuevos. La diferencia entre estos dos conceptos radica en el tiempo que ha pasado desde nuevo. Por ejemplo, si es un auto seminuevo, se trata de un vehículo que tiene menos de 100,000 km en el odómetro y menos de 5 años de uso.

Los autos usados, generalmente superan esas barreras. Ten cuidado pues este tipo de autos requieren de una buena revisión antes de efectuar la compra. 

Si es un auto usado o seminuevo, asegúrate de que te lo están vendiendo a un precio justo: puedes consultar en diferentes sitios web de clasificados como apoyo para verificar un valor promedio.  

 Revisa que te entreguen todos los papeles correspondientes y que estén en regla (la tarjeta de circulación, las calcomanías, sus recibos de tenencia, los papeles de verificación vehicular). Cerciórate de que tu contrato de compraventa este bien hecho. 

Si vas a comprar un auto nuevo, no te dejes llevar por lo primero que te diga el vendedor de la concesionaria. Muchas concesionarias que llevan la misma marca de auto tienes variaciones de precios. Busca en Internet, visita a las agencias, pide una prueba de manejo y sobre todo con personas que acaban de compran un auto. 

La mejor época para comprar un auto

La mayoría de las marcas de autos realizan algún tipo de promoción en distintos meses del año. Generalmente, las grandes ofertas son a finales de verano o a principios de otoño cuando llegan los modelos del año siguiente. 

Aunque diciembre es un mes que regularmente es muy pesado en cuestión de gastos, no es una mala opción para comprar un auto. Algunas concesionarias ofrecen descuentos para alcanzar sus metas ventas anuales. 

Así que ya lo sabes, si te preguntaste cuándo comprar un auto, piensa en estos factores y no tengas miedo de visitar varias veces las agencias automotrices que te interesan. Recuerda, ¡lo más importante es que tus finanzas no sufran!

¿Qué quieres aprender?

  • ¿Cómo elegir el mejor crédito de auto?

    Descubre cómo elegir el mejor crédito automotriz para ti, de forma que el financiamiento contratado sea la mejor opción para tu salud financiera.
  • ¿Cómo saber si estás listo para comprar tu primer auto?

    Hay que evaluar ciertas variables para saber cuándo comprar un auto sin que las finanzas sufran.
  • Dar mantenimiento preventivo al auto para ahorrar

    Conoce cuáles son los puntos de mantenimiento del auto que puedes hacer regularmente para evitar gastos mayores a futuro.