Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
La importancia de la prevención en la salud de la mujer

La importancia de la prevención en la salud de la mujer

En el contexto del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, más vale recordar la importancia de prevenir y de hacer conciencia en cuanto a la situación del 50% de la población mundial. Con esto en mente, esta lectura te hará reflexionar sobre la salud de la mujer y te mencionará buenas prácticas para potenciarla.

¿Cómo surgió el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres?

El 28 de mayo de cada año, se pone énfasis sobre los beneficios de una alimentación saludable en la vida de la mujer y se fomentan conversaciones con expertos. Este día fue instaurado en 1987 por la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC) y, desde entonces, se aprovecha para discutir las múltiples causas de enfermedad en las mujeres.

A su vez, este día aborda iniciativas que incrementen el acceso universal a la salud, vuelvan a evaluar el diagnóstico de mujeres, y aseguren la disponibilidad de métodos anticonceptivos seguros, entre otras propuestas.

Dicho eso, ¿qué consejos para mujeres, derivados de este día, podrán servirte y así potenciar tu bienestar?

La importancia de la salud de la mujer

Incluso si sueles priorizar la salud de las personas de tu familia sobre la tuya, recuerda que tener una buena calidad de vida depende de ti. Considera, también, que ciertas enfermedades tienden a aparecer en distintas etapas de la vida, así que no es bueno confiarse pensando que “a mí nunca me pasará eso”.

La importancia como mujer radica en entender el valor de tu vida para los que amas y cuidarte lo más posible, viéndolo tanto como un gesto de autonomía como una muestra de amor.

Con este propósito, se recomienda hacerte controles periódicos, pues enterarte a tiempo de alguna enfermedad te permite procesar la situación y ahorrar sabiamente, buscando lidiar con el problema. Básicamente, la prevención te permite actuar a tiempo.

5 consejos para mujeres que se quieren cuidar

Si pones en práctica estas recomendaciones, promueves una vida saludable y extensa.

1. Agendar consultas trimestrales

Una revisión médica es el método primario para identificar o detectar de manera temprana cualquier posible problema con tu organismo. Debido a que es posible que los meses entre consultas se pasen volando, recuerda acatar las recomendaciones médicas.

Dicho eso, vale la pena implementar una buena práctica: anotar en una lista cualquier molestia que hayas percibido durante las semanas previas, así como el estado de tu ciclo menstrual.

2. Realizar estudios específicos

Procura hacerte mamografías (búsqueda de bultos extraños o imperfecciones en los senos, que puedan ser indicativos de cáncer de mama), y acudir con un ginecólogo que pueda verificar la salud de tus órganos reproductivos.

Estos exámenes tendrán dos propósitos: informarte acerca de la salud de tu cuerpo, y prevenir cualquier enfermedad típica de las mujeres.

3. No olvidar la actividad física

Se dice que la vida saludable y el deporte van de la mano. Si bien no se trata de exagerar y comenzar a correr maratones de la noche a la mañana, la recomendación general es realizar ejercicios básicos, como caminar, estirarse o incluso hacer sentadillas, por media hora, entre dos o tres días de la semana.

Mientras más cómoda te sientas y menos esfuerzo te tome ejecutar la rutina elegida, podrás incrementar la frecuencia y dificultad del ejercicio.

Esto, además de mejorar tu condición física, podrá mantener activos los músculos y otros sistemas importantes de tu cuerpo, como el digestivo y el sistema inmune.

4. Descubrir los beneficios de una alimentación saludable

Independiente de las dietas, una alimentación balanceada debe considerar cada grupo clave en la pirámide alimenticia: cereales y tubérculos, frutas y verduras, legumbres y proteínas, así como grasas y azúcares; todo cabe en tu plan de alimentos, pero en las cantidades adecuadas y según las necesidades específicas de tu cuerpo.

Los beneficios de una alimentación saludable, radican en un organismo que funcione de modo óptimo, donde las dolencias y malestares se reduzcan al mínimo.

Lograr esto no es sencillo, pero si comienzas a instaurar algunas de estas buenas prácticas, tendrás beneficios considerables para tu salud en el futuro.

5. Prevenir mediante un seguro

Hablando del futuro, contar con un buen seguro te serviría de respaldo al lidiar con cualquier problema inesperado que afecte tu salud. Podrás tener orientación médica de excelencia y una guía a través de situaciones difíciles, como una hospitalización que requiera cirugía.

Como puedes ver, ésta y las anteriores medidas se abocan casi por completo a la prevención de enfermedades. Son consejos para mujeres que te ayudan a cobrar conciencia ¡Aplícalos desde ya y cuida tu salud!

Te podría interesar