Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

Protege tu hogar contra robos con un seguro de casa

¿Recuerdas el esfuerzo que necesitaste hacer para por fin conseguir tener tu propio hogar? 

Esa emoción cuando cruzas por primera vez la puerta de tu casa nueva es indescriptible y ni hablar de todos los recuerdos y momentos vividos dentro de esas paredes. ¿Te imaginas abrir tu puerta y ver tu hogar vacío?

El robo a casa habitación es un crimen que, tristemente, no ha ido a la baja en lo últimos años, a pesar de los modernos sistemas de seguridad y los grupos de vecinos organizados, aún existen personas que logran burlar todas estas medidas y entrar a un hogar ajeno para despojar a alguna familia de sus pertenencias. 

En la mayoría de los casos un seguro de casa tiene una cobertura de seguro contra robos. En el caso que decidas salir por unos días de vacaciones con tu familia y los sistemas de seguridad llegaran a fallar, todo lo que se encuentra dentro de tu hogar tendría una cobertura para que tú puedas salir y divertirte con toda la tranquilidad.

El seguro contra robos no es única cobertura que tendrás al contratar un seguro de hogar, tu casa también podría estar asegurada si llegas a romper algunas ventana, si por accidente causaste algún daño en el auto de tu vecino o incluso tu mascota podría gozar de los beneficios que brinda este seguro, ya que tiene una cobertura de citas en el veterinario, vacunas y cortes. Lo mejor es que algunos seguros también tienen cobertura por desastres naturales.

Lo más conveniente al contratar un seguro de casa es que realices primero una cotización, para que conozcas a detalle las coberturas, la cantidad a pagar, los montos deducibles y los plazos para realizar los pagos. Normalmente existe algún tipo de descuento si realizas el pago por cobertura de un año, pero también puede ser mensual, trimestral o semestral.