Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Comparar tarjetas de crédito: ¿cuál es la indicada para ti?

Para responder a la pregunta ¿cómo saber que tarjeta de crédito me conviene más?, debes hacer un buen análisis y comparar diferentes opciones.

Imaginemos que quieres comprar un nuevo pantalón. Necesitas uno que haya sido hecho de un material resistente y duradero, que se vea bien para salir con amigos, que sea de cierto color, que tenga bolsas adecuadas para guardar tu celular. Sabiendo todo esto, sería muy raro que llegaras a la tienda tomaras cualquiera del estante y lo pagaras sin saber si quiera si es tu talla. Al final, es posible que tengas que volver a la tienda a cambiarlo o pedir tu dinero de vuelta.

Para los compradores más experimentados, es raro solamente elegir los productos o servicios de menor precio, pues en ocasiones otras opciones pueden tener una mejor relación de valor de acuerdo con las necesidades. Puede ser que no compres el producto más barato, pero sí el que cumplió con todos los requisitos que buscabas o que tenga una combinación de ambos.

Lo mismo sucede con los productos financieros, específicamente con las tarjetas de crédito. Elegir la tarjeta de crédito que más te convenga no es complicado, sólo debes hacerte las preguntas adecuadas y buscar un producto que cumpla con las respuestas.

¿Cuáles son tus patrones de pago y qué tal está tu historial crediticio?

Existen tres tipos de patrones de pago: los que devuelven el total de dinero financiado, los que pagan el mínimo y los que pagan más del mínimo, pero no el total. Este tipo de modelos hacen referencia directa al tipo de cliente que eres y al tipo de historial crediticio que tienes. Por ejemplo, los que pagan el total del dinero que usaron en el mes, deben tener un buen historial crediticio y por lo tanto les conviene comparar tarjetas de crédito para encontrar la que no le cobre anualidad.

Los que tienen la costumbre de pagar solo el mínimo saben que deberán pagar lo que gastaron más lo intereses que se vayan acumulando por el uso del crédito. Para este tipo de patrón de pago, lo mejor son las tarjetas con pocos intereses.

Las tarjetas con pocas comisiones son excelentes para aquellos que pagan más del mínimo, pero no cubren el total de sus gastos. Así que les conviene comparar tarjetas de crédito para siempre tener una opción con pocos cobros derivados.

¿Cómo son tus hábitos de consumo?

 

 


Si eres de los que piensa recurrentemente "¿qué tarjeta de crédito me conviene?”, pero no logras encontrar una respuesta acertada, quizás debas iniciar por conocer tus hábitos de consumo. Empieza por definir el uso que le vas a dar. Por ejemplo, si planeas usar la tarjeta en pocas ocasiones como emergencias o para aprovechar descuentos, las tarjetas sin anualidad te convienen más, aunque no tenga beneficios por el uso. 

Por otro lado, si eres de aquellos que utilizan la tarjeta de crédito para todo, es bueno que elijas una tarjeta que condicione el no cobro de la anualidad a un uso más extendido y que tenga un programa de recompensas y beneficios. En ambos casos, tanto si la usarás mucho o poco, lo ideal es que puedas cubrir siempre el total de tus gastos.

¿Cuál es tu ingreso y cómo lo distribuyes?

Conocer tu ingreso y la forma en la que lo distribuyes es la mejor manera de saber rápidamente “¿cómo saber qué tarjeta de crédito me conviene más?”. La idea es que siempre tengas presente la cantidad de dinero que tienes como ingreso y cuáles son tus obligaciones antes de saber la cantidad que queda disponible para endeudarte.

La idea de plantearse “¿cómo saber qué tarjeta de crédito me conviene más?” sabiendo tus ingresos y la distribución que haces de ese presupuesto, puedes evitar el sobre endeudamiento y tener una mejor experiencia crediticia.

¿Cómo es tu estilo de vida y cuánto cuesta la tarjeta?

 

 


Haz un buen análisis de tu estilo de vida. Por ejemplo, si prefieres comprar sentado desde la comodidad de tu casa tendrás que buscar 
tarjetas de crédito válidas para comprar online y comparar entre los resultados.

Algo que no puedes dejar de lado es el CAT. Puede ser posible que hayas encontrado opciones de tarjetas de crédito válidas para comprar online y que se adaptan a tus necesidades, pero que tienen un Costo Anual Total (CAT) muy alto. 

El CAT es la medida expresada en porcentaje anual que indica el costo de un crédito. Tiene fines informativos y de comparación entre productos pues incorpora todos los costos y los gastos que están incluidos. 

Comparar es fundamental para que puedas elegir la tarjeta de crédito que más se ajusta a tus necesidades.

También te podría interesar

    • Tu familia estará respaldada en los momentos más difíciles
    • Tus beneficiarios recibirán el monto contratado
    • Estarás cubierto si viajas al extranjero
    • Asegura el futuro económico de tus hijos, si llegas a faltar
    • Mantén un nivel de vida digno para tu familia cuando ya no estés 
    • Es una garantía para terminar con las deudas que le podrías dejar a tu familia
    • Recibe el apoyo económico para el uso que consideres conveniente
    • Puedes decidir dónde, cuándo y cómo atenderte
    • El seguimiento y atención de tu seguro es por medios digitales