Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
8 secretos de educación financiera para superar la cuesta de enero

8 secretos de educación financiera para superar la cuesta de enero

Existe una buena posibilidad de que muchas de las acciones que hayas hecho en el mes de diciembre hayan producido ciertos problemas financieros para el inicio de año. De cierta forma es normal, pues los gastos para las fiestas navideñas y de fin de año suelen salirse de control. 

Enfrenta este desafío con una estrategia enfocada en poner en práctica algunos secretos de educación financiera que sean de ayuda para la cuesta de enero y durante todo el año.

Secretos sobre cómo manejar el dinero adecuadamente

Estos consejos implican que cambies tus hábitos y que ordenes la forma en que gestionas tus finanzas personales. Pon en práctica estos secretos y recupera tu salud financiera.

  1. Vive dentro de tus posibilidades. Quizás no te vaya mal, pero recuerda que si deseas preservar tu capital, gastar con moderación e invertir el resto te producirá más ventajas en el largo plazo. Ahorrar, invertir y vivir no son carreras de velocidad, sino de larga distancia y por ello, lo primero que debes hacer es disminuir los gastos de tu hogar.
  2. Paga primero tus deudas caras. Se trata de deshacerte de aquellas deudas que te cuestan más dinero; no solo en este momento, sino también a la larga. Las obligaciones en que los intereses son más altos son aquellas más caras y las que harán que no puedas enfrentar nuevos retos, por estar atorado con problemas anteriores. Analiza cuáles son y págalas primero.
  3. Deja las compras a crédito. Hasta que hayas cambiado por completo tu situación y estés en el sendero de las buenas decisiones que te ayuden a recuperar tu salud financiera, no podrás regresar a las compras a crédito de artículos que no puedes pagar de manera inmediata, ya que esto solo incrementaría tu deuda.
  4. Crea un presupuesto razonable. Los presupuestos te ayudan a manejar de mejor manera tu dinero. No solo se trata de saber cuánto gastas, sino sobre cómo lo haces para que el dinero esté ayudándote a lograr lo que quieres. Por ello, independiente de en qué mes empieces con un presupuesto, lo importante es que lo respetes.
  5. Consolida deudas. Es posible que tus deudas te estén quitando demasiado dinero al mes. Eso es porque muchas de las obligaciones que probablemente tengas no estén bajo la misma tasa de interés. Por ello es importante que reflexiones sobre si necesitas consolidar tus deudas para hacerlas más manejables.
  6. Sé prudente con el uso de tu dinero. Se trata de manejar aquello con lo que te sientes cómodo. Si vas a invertir y no eres una persona muy arriesgada, piensa bien antes de hacerlo e investiga las distintas alternativas disponibles, ya que existen diferentes instrumentos en que el retorno puede ser mayor, pero también la incertidumbre. De esta manera, estarás tomando una decisión prudente en la que evalúas el riesgo que estás dispuesto a asumir.
  7. Comienza con micro objetivos. Es más fácil darse por vencido cuando buscas obtener algo grande en el corto plazo y no lo logras. Por lo tanto, lo ideal es que puedas establecer micro objetivos, es decir, metas más pequeñas, pero muy específicas y realistas. Poco a poco puedes pensar en algunas cosas más grandes que quieres lograr. Si bien la cuesta del primer trimestre es una época difícil para pensar de manera optimista, no querrás estar con esa mentalidad el resto del año, ¿o sí? Entonces comienza con algo simple y luego incrementa la dificultad de tus objetivos.
  8. Documenta tu progreso. Es difícil concentrarse en las metas si no ves progreso. Anota tus éxitos y desafíos con regularidad; esto te ayudará a mantenerte centrado, sobre todo en aquello que tienes que hacer para salir de la cuesta de enero. Verás que este es uno de los consejos de educación financiera que te puede servir el siguiente año, pues lo que hagas en el presente y esté bien documentado, te servirá como aprendizaje para el que sigue.
El periodo posterior a los excesos de Navidad y Año Nuevo es posiblemente uno de los mejores para recuperar tus finanzas. Vale la pena que te comprometas para que este sea el año en el que tomes el control de tu dinero y no vuelvas a pasar por las complicaciones de la cuesta de enero.