Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Existe un impuesto sobre aguinaldo?

¿Existe un impuesto sobre aguinaldo?

Descubre si existe un impuesto sobre aguinaldo, cuándo aplica y qué considera este gravamen.

Las festividades de fin de año se disfrutan en compañía de la familia y las amistades, por lo que generalmente incurrirás en diversos gastos para dar regalos, preparar las cenas y participar en las celebraciones. Para ello necesitarás emplear tu sueldo y tal vez un poco más, para todo esto el aguinaldo puede ser de gran ayuda.

¿En qué consiste el aguinaldo?

Según las leyes mexicanas, todos los empleados tienen derecho a recibir su aguinaldo, una gratificación monetaria de carácter obligatoria y que los patrones deben dar a sus trabajadores todos los años, según lo establece la Ley Federal del Trabajo.

Los empleados tienen derecho a recibir 15 días de pago por su aguinaldo, antes del 20 de diciembre. Por lo tanto, si como empleado normalmente ganas 15,000 pesos quincenales, esta será la cantidad que recibirás en algún punto del último mes del año. Si has estado empleado durante menos de un año, la cantidad será proporcional.

Existe la duda recurrente entre empleados sobre si el aguinaldo genera impuestos, algo que podrás resolver a continuación.

¿El aguinaldo genera impuestos?

Esta gratificación no se libra del pago de impuestos, ya que, dependiendo de lo que ganes, será equivalente el porcentaje que te cobrará el SAT de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

  • Para muchos el aguinaldo es libre de impuestos, pues está establecido por ley que las personas con sueldos inferiores a 30 días de salario mínimo, determinado por Unidades de Medida y Actualización (UMA), están exentas del pago. De acuerdo con el INEGI, el valor diario de una UMA para 2020 equivale a 86.88 pesos, con un valor mensual equivalente a 2,641.15 pesos.
  • De esta forma, para las personas que ganan el salario mínimo el aguinaldo es libre de impuestos, sin embargo, los que ganan más, pueden llegar a pagar hasta un 35% de impuestos, dependiendo de su nivel de ingresos.
  • Si ya has recibido este tipo de gratificación con anterioridad, recordarás que el monto que te llegó a tu cuenta de nómina corresponde a uno igual al de cada quincena, esto se debe a que el cálculo del impuesto sobre aguinaldo se hace con tu ingreso bruto y lo que recibes cada quince días es tu salario neto, es decir ya fue descontado el ISR.

¿Qué días se consideran para el cálculo de tu aguinaldo?

Para determinar la cantidad y el impuesto sobre aguinaldo, se deben contemplar los días que hayas laborado, es decir, que si durante el año algunas fechas no fueron contempladas por alguno de los siguientes casos, esta remuneración puede no aparecer completa: 

  • Incapacidad por enfermedad general, sin justificante médico.
  • Permiso de ausencia, pero sin goce de sueldo.
  • Faltas injustificadas.

Por otro lado, si faltaste con el respaldo de alguna de las siguientes excepciones, recibirás tu aguinaldo completo:

  • Incapacidad por riesgo en el trabajo.
  • Incapacidad por maternidad.
  • Permiso de ausencia con goce de sueldo.

Existen otras situaciones por las que podrías no recibir aguinaldo; uno de los casos más comunes es cuando no estás en la nómina de una empresa, es decir que no te han dado de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De esta forma, aquellos que estén empleados bajo el régimen de honorarios o de salarios asimilados no tienen derecho a un aguinaldo ni a otras prestaciones que ofrezca la empresa. Aunque sí pueden recibir algún tipo de aportación, que depende de la voluntad de la empresa y se hace a través de otra figura, como un bono y no como aguinaldo.

Un buen consejo antes de recibir tu aguinaldo es que calcules a cuánto dinero equivale y hagas un presupuesto con él, de forma que no lo malgastes y sepas exactamente en qué lo emplearás. De ser posible, guarda un poco para tu ahorro y para la cuesta de enero, un periodo en el que seguro necesitarás algo de dinero para salir adelante.