Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
mujer en cajero automático

¿Cómo transferir mi nómina a otro banco?

La nómina es una herramienta financiera mediante la cual un empleador efectúa los pagos a los trabajadores por su labor desempeñada. Por lo general, es la empresa quien elige el banco para realizar dicha transacción. Sin embargo, cada empleada o empleado puede migrar a otra institución financiera para así gozar de sus beneficios. Si te preguntas, ¿Cómo transferir mi nómina a otro banco?, a continuación te guiamos en ese proceso. 

Primero, debes saber que es tu derecho cambiar de banco y hacer transferencia de nómina si así lo deseas. Incluso, puedes hacerlo sin necesidad de avisarle a tu empleador, ya que el proceso no requiere de su autorización. Además, puedes realizar el trámite cuando quieras.

¿Cómo se hace la portabilidad de nómina?

Los requisitos para hacer la portabilidad de nómina de un banco a otro son muy sencillos: solo debes acudir a la institución donde recibes tu sueldo y pedir una solicitud para llevar a cabo el proceso. Es posible que se te solicite una identificación oficial, así como la tarjeta mediante la cual recibes los pagos.

El siguiente paso es acudir a tu sucursal más cercana del banco al que deseas cambiarte e indicar que realizarás una transferencia de nómina.

Con BBVA, puedes hacer este proceso sin salir de casa y en poco tiempo. Solo debes descargar la app y presionar la opción “no soy cliente”. Luego, abre una cuenta en “opción avanzada” en la cual te pedirán tus datos. Entra a tu cuenta y haz clic en “más”. Finalmente, selecciona “cambiar nómina” y ¡Listo! Tu portabilidad de nómina se concretará.

Es importante que no canceles la cuenta de nómina que tenías en el otro banco. 

¿Qué pasa si hago portabilidad de nómina?

Tras terminar el proceso, el mecanismo para recibir tu nómina se modificará. Tu empleador continuará depositando en la cuenta de origen y, de manera automática, el pago se destinará a tu nueva cuenta. 

Posterior a esto, podrás disponer de tu envío de nómina para transferencia bancaria o cualquier otro movimiento de tu interés.